loader image

La adecuación correcta de un inmueble comprende distintos elementos que, convergiendo entre sí, consiguen dar como resultado una estructura firme y bien protegida. Entre ellos, la fuerza y estabilidad de los muros, así como un sistema de techumbre, creará las bases de una construcción duradera y apta para albergar a personas sin ocasionarles problemas de ineficiencia.

Los techos, como bien sabemos, comprenden la separación entre el exterior y el inmueble. Generan la primera capa de protección que puede ser de materiales diversos, según la compatibilidad con el material en el que esté hecha la casa.

De esta forma, los techados son la primera capa sólida que recibe un inmueble para generar un espacio hermético y protegido. Sin embargo, no solo es suficiente extender un tejado, sino que bien debe reforzarse con elementos que logre contrarrestar eventos naturales.

¿Quieren averiguar cuál tipo de cubierta es más beneficiosa para su hogar? ¿Está construyendo desde cero o requiere de un cambio en el revestimiento de su tejado? ¡En https://shserveis.es/ le contamos todo y le aportamos soluciones!

Pide presupuesto a SH Serveis ¡Es gratis!

Si estas buscando presupuesto para realizar este trabajo solo tienes que contactar con SH Serveis. Garantía y profesionalidad al mejor precio.

Banner General

¿Por qué es tan importante una cubierta adecuada?

Las cubiertas representan un punto clave para la garantía de hogares seguros, donde se aísle la humedad, y se proporcione la temperatura correcta dentro de casa. A largo plazo son una inversión que ahorra dinero tanto en reparaciones del tejado por goteras, o de calefacción por un sistema de techumbre que no es hermético.

En otros casos, también es en esta parte de la casa donde se pueden desarrollar paneles solares que ayuden con una sustentabilidad energética beneficiosa para todos. Por ello, cumplen un valor más bien obligatorio que de mero trámite, y permiten seguridad, ahorro, inversión garantizada y facilidades que se mantengan con el paso del tiempo.

Aspectos claves sobres los tipos de cubiertas

A la hora de embarcarse en nuevos proyectos de tejados o en la sustitución de cubiertas para su hogar, lo principal que deberán tener en cuenta es el compendio de ítems o características que no podrán pasar por alto.

La techumbre como sistema

La cubierta se encarga de proteger el tejado, que bien sería el tope base del inmueble… Pero, si ya existe un techo ¿Cuál es el objetivo que persigue la cubierta? Salvaguardar de accidentes meteorológicos y ayudar con un sistema de drenaje adecuado.

Como bien vemos, para una azotea fructífera, solo el techado no cumple con todas las exigencias arquitectónicas: Al ser una superficie lisa, puede tener un sistema de desagüe menos efectivo, o estar indefenso frente a situaciones climáticas abrasivas.

Considerando su función separatista, quien asume los cargos por la protección ambiental frente a acontecimientos metereológicos, es la cubierta. De esta manera, funcionan en un conjunto muy estrecho donde ambas capas conforman la techumbre de una casa.

La forma que deben tener

En algunos casos, estas solo recubren la estructura lograda por los tejados, mientras que en otras oportunidades se deben construir cimientos que las eleven. De esta manera, no solo se tratará de una capa de material resistente, sino de una propia construcción que aporte una solución a las condiciones del inmueble.

Las cubiertas inclinadas son una de las más comunes como alternativa eficiente para tejados lisos y planos que sufren complicaciones por la lluvia o exposición a climas húmedos. De este modo, no solo se encargarán de arropar para reforzar, sino más bien generar nueva estructura que mejore la desembocadura del techado.

Entre las formas más utilizadas, las cubiertas a dos aguas (dos caras inclinadas que forman un triángulo al unirse), son la forma más común de construir las cubiertas para generar estabilidad y un clima dentro de casa más confortable. Sin embargo, también pueden construirse a un agua, e incluso cuatro.

Escoger el material adecuado

Aunque en todos los casos deben ser de materiales impermeables y con tolerancia al sol, los estándares varían: Tanto la ciudad, como la ubicación de la casa, y los propios gustos sentarán bases para decantarse por uno u otro.

Según las condiciones medioambientales del territorio donde esté situada la construcción, necesitará de una cubierta que posea funciones distintas. Está claro que el drenaje del agua es un factor común, pero en zonas del trópico, por ejemplo, las cubiertas térmicas que aíslen el frío de los inmuebles no son necesarias.

En otros casos, estos materiales no solo trabajarán con humedad y bajas temperaturas, sino también con nieve. Es por ello que resulta importante reconocer la naturaleza ecológica o sintética con la que está hecha la cubierta, para examinar cómo beneficiarán al resultado que finalmente se busca conseguir.

tipos de cubiertas para tejados

Tipos de cubiertas

La composición y alcance de cada revestimiento en las techumbres, admite que sean clasificados en tipos. Así mismo, se agrupa cada cubierta por su material, considerando las características que aporta y la forma en la que soluciona problemas diversos según la situación. ¡Mira alguno de los tipos de cubiertas más útiles!

1. Cubiertas metálicas

Esta cobertura es una de las más comunes para crear estructuras y recubrimientos de tejados muy originales. Constituye un material ligero y moldeable, por lo que puede estar en techos curvos o con figuras que presenten un mejor acabado. Además, es muy noble a la hora de colocarse en superficies de otros elementos, lo que hace que la instalación sea menos engorrosa que en otros casos, y que el ahorro de adecuación e insumos merme.

Así mismo, no requieren de un mantenimiento excesivo o constante, sino simplemente chequeos periódicos en los que se cerciore sobre el buen estado de la pintura anticorrosiva. Esto, en vista de que es un material muy resistente que implementa elementos que pueden ir del hierro al acero, lo que habla de su fuerza y resistencia a todo tipo de tempestades.

Otro factor que eleva su productividad, es la cualidad reciclable que tienen las láminas que ya necesitan ser reemplazadas. De esta forma, la economía y la sustentabilidad del mismo le da mayor pie a su rentabilidad y eficiencia.

¿Para qué se utiliza?

Los tejados creados bajo estructuras metálicas,ayudan a renovar la estética y la funcionalidad de los espacios, mayormente de empresas o lugares comerciales. Logrando un diseño más bien dinámico, espacioso y moderno si se combinan con cristales, según el tipo de metal y presentación utilizado.

En cuanto a su función aislante, suelen recubrirse tanto las estructuras como las láminas, mediante un proceso donde se envuelve el material con zinc brindado. También acostumbran aplicarles pinturas ecológicas contra los rayos UV, razón por la que no se oxidan y pueden combatir con el agua y los climas tempestivos.

Además, están diseñados para no hacer efecto con el sol, ni incendiarse con el tiempo. De esta manera, repelen los rayos UV y ayudan a mantener una temperatura cálida dentro de las instalaciones.

Recomendaciones

En este caso se pueden lograr cubiertas que utilizan el metal como base, combinándolo con vidrios, espejos o cristales. Pero, también deberán considerar que las láminas metálicas compactas, son otras de las opciones más sonadas para utilizarlas como recubrimiento de un tejado.

Es en base a lo anterior, que la comunicación con expertos puede aportar mayor información sobre cuál es más conveniente de utilizar según si es un revestimiento para vivienda, negocios o industrias.

2. Cubiertas de pizarra

La pizarra es una roca cuyo uso en construcciones es milenario. Tomando esto en consideración, el uso paulatino ha permitido conocer el material a profundidad. Es así como se han creado variaciones de uso, que establecen opciones de las más económicas a otras cuya elegancia no se subestima.

Al ser un material natural, orgánico, con un grado de resistencia a la exposición muy alto, ha convencido a muchos frente a sus posibilidades de aportar seguridad y firmeza en los techos donde se le requiera.

Al realizar la instalación, se colocan placas que pueden ser de madera, las cuales se ubican en posición vertical y luego otra capa superpuesta en horizontal. A su vez, las láminas de pizarra tienen un borde biselado. Esto, para que puedan realizar un contacto mucho más eficiente, resistan al viento y ayuden a que el agua corra sin encontrar espacios de estanque.

Otra de sus características más destacadas, es que se colocan en pendientes de distintos grados, como mínimo 18° de inclinación.

¿Para qué se utiliza?

Dicha cubierta funge como la aliada ideal para climas montañosos, o de lluvias frecuentes, empleado mayormente en viviendas. Gracias a su posición inclinada y la impermeabilidad de las rocas, funciona con gran eficacia para climas donde la exposición a las bajas temperaturas puede ser una constante.

Así mismo, ayuda con el mantenimiento de temperaturas cálidas dentro del inmueble, considerando que al colocarlas en pendiente crean un bloque de separación entre esta y el tejado. Por ello, es más difícil que el clima penetre, razón que ha facultado para que sea utilizada en estos espacios de gran demanda meteorológica y una necesidad de mantener el calor en los hogares.

Recomendaciones

La forma de instalación es una constante, en la cual se utiliza generalmente la misma técnica. Razón por la que, esta cobertura exige de expertos en el área que puedan colocar las lajas de forma adecuada: Respetando las líneas horizontales y la interposición entre ellas, con el conocimiento del solape, la pizarra semioculta y la totalmente vista.

Aunque anteriormente la pizarra era asociada a un elemento muy económico para construir las cubiertas, hoy en día se han desarrollado distintos tipos de estas láminas rocosas. Por consiguiente, no todas cumplen con un rango de precio o funcionalidad par, siendo recomendable asesorarse frente al tipo de pizarra más conveniente en cada situación particular ¡Nosotros en shserveis.es nos encargamos de ello!

3. Cubiertas de tejas

Se entiende por tejas un conjunto de piezas creadas de barro o arcilla, las cuales tienen una figura ovalada y se colocan en la cubierta de los tejados para facilitar el desagüe y proteger la construcción del techo.

Sin embargo, esta terminología también se ha extendido a otros materiales como cerámica, plásticos, e incluso vidrios. Los cuales pueden replicar la forma en la que están creadas las originales o ser totalmente planas.

En conocimiento de lo anterior… ¿Por qué son denominadas “tejas”” en este último caso? Porque suponen una cubierta que se construye por capas. No son grandes láminas o mantos que se extienden, sino pequeños elementos que se fijan uno por uno, sin dejar márgenes entre sí.

Las tejas de barro y de cerámica suelen ser las presentaciones más comunes cuando a este nombre se refiere. Sin embargo, las otras opciones no se descartan de ser utilizadas, y cada vez van tomando mayor popularidad para acabados diferentes.

¿Para qué se utiliza?

Las tejas tradicionalesson muy comunes en lugres más bien tropicales, aunque de igual forma responden a las lluvias constantes, sin presentar problemas. Sin embargo, pueden estar ligadas a un elemento cultural en zonas latinoamericanas, razón por las que se les prefiere en todo momento frente a otro tipo de cubiertas.

Algunas de estas pueden tener un recubrimiento que aumenta su impermeabilidad y refuerza la resistencia del material, para minimizar su característica quebradiza. En otros casos, las alternativas plásticas o de hormigón servirán para ser utilizadas en lugares donde el invierno es mas recurrente y se necesita de mecanismos que repelen el agua correctamente, o la absorban mejor.

Recomendaciones

Considerando la variedad de todos los materiales, la asesoría frente a las preferencias de las zonas climáticas será indispensable para poder elegir un material que les beneficie.

Solo el término “tejas” no siempre aporta la exactitud en el material buscado. Razón por lo que especificar frente al complemento y los beneficios de adquirir ese y no otro, ayudará a una mejor deliberación.

Desde otro punto de vista, aunque los presupuestos varían, en la mayoría de los casos aportan opciones que tienden a ser grandemente económicas. Así que, es una de las propuestas donde se combina eficiencia y gastos bajos.

4. Cubiertas para terrazas

Este es otro de los casos donde las opciones no serán un problema: Según las necesidades, serán más o menos impermeables.

En muchos casos se busca una cubierta que cumpla con aportar sombra a las tardes de descanso. Ocurre con las cubiertas de jardín, las cuales son creadas mediante estructuras metálicas o de madera, que permiten se extienda un manto de enredaderas tupidas.

Estas aportan el revestimiento perfecto para tardes de buen clima, siendo inadecuadas en cuanto a un tejado donde protegerse de la lluvia. Sin embargo, existen también alternativas en las cuales la resistencia a los climas áridos o tempestivos se cumple con efectividad: Es tal el caso de las cubiertas de cristal, madera o tejas.

Las opciones anteriores, reaccionan favorablemente para aportar frescura al mismo tiempo que preservan los espacios. La escogencia de uno u otro varía considerablemente según el espacio y la forma en la que esté diseñada la terraza, razón por la que deberán considerar estos aspectos.

Recomendaciones

Podemos estar frente de terrazas abiertas, semi abiertas o encerradas, en las cuales se modificarán las preferencias de las cubiertas necesarias para cada situación.

Si la terraza es totalmente despejada, o conecta a un jardín, necesitarán extender un tejado que alcance un espacio donde ubicar la barbacoa, o los muebles de jardín. En estos supuestos son totalmente recomendables techos impermeables, y que les cubra del clima para tener acceso a contemplar la lluvia tomando una taza de café.

Empero, y si están en búsqueda de un ambiente totalmente natral y rústico, las cubiertas de jardín y pérgolas de madera lograrán aportar un look irresistible. En estos casos se sacrifica la resistencia, pero se suma frescura y un ambiente acogedor para zonas verdes muy áridas.

Si es semiabierta, puede estar compuesta por 2 o 3 paredes, razón por la que es más probable que se encuentre techada por completo. Del mismo modo, las tejas lograrán amoldarse correctamente a este tipo de estructuras, generando una alternativa económica y cumplidora.

Para terrazas totalmente cerradas, la alternativa de cristal es la tendencia que está marcando la pauta en estos últimos años. Razón por la que las cubiertas corredizas de vidrio y aluminio bien que sabrán conquistar sus espacios ¡Combinen esta propuesta con paredes de cristal!

Cubiertas panel sándwich

La característica principal de esta cubierta, es su composición: Se trata de dos láminas metálicas que en el medio ostentan un material con una función aislante. Son mucho más efectivas para efectos impermeables que las láminas metálicas per se, y han ganado mucha popularidad en el sector doméstico.

Inicialmente se originó como un producto industrial para la adecuación de grandes empresas o galpones. Sin embargo, con el tiempo se realizaron modificaciones necesarias para acondicionar estas particularidades a un uso casero que beneficiase también a los inmuebles residenciales.

Tales láminas ofrecen adaptabilidad a zonas cambiantes, por un lado, y estética por el otro. De este modo, no se sacrifica el diseño por la calidad o viceversa: Está diseñada con la precisa intención de aportar tanto rendimiento como una posibilidad de integrarse a estructuras de madera u otros.

No exigen condiciones especiales para su instalación, por lo que se pueden ubicar en tejados que posean recubrimientos lisos, sin necesitar retirarlos. La ligereza del material también propone una adecuación de mano de obra sencilla y gastos reducidos, aspecto que beneficia para montajes de apremio.

Otro punto que les destaca, es la gran gama de semblantes en los que se diseñan: Logran imitación de madera, piedra e incluso falsas tejas. De este modo, la variedad estética es una forma de adaptarse a todo público.

¿Para qué se utilizan?

Ofrecen una incomunicación entre el calor y el interior del inmueble, por lo que, no se obtendrían microclimas calurosos por calentamiento de las láminas. Son una de las opciones con mayor impermeabilidad y resistencia, al tratarse de dos láminas bien compactas que aumentan la protección de la vivienda.

Como su uso inicial fue a nivel industrial, se han creado bajo estándares mecánicos capaces de resistir ante tensiones, razón por la que su fortaleza es incomparable.

Recomendaciones

Las láminas tipo grecas son las más utilizadas para crear techumbres resistentes y económicas. Pueden utilizarse tanto para comercio como para viviendas, y resultan una inversión que además de duradera simplificará muchos problemas en cuanto a presupuesto e instalación.

Para un uso a mayor escala, a nivel de empresas o industrias, las láminas tipo tapajuntas son las más codiciadas por su precio, diseño discreto y garantía de durabilidad.

En cuanto a la estética, la imitación de tejas españolas es la opción más vistosa, colorida, y que mejor aceptación tiene para las fachadas de viviendas. Incluye un mejor mecanismo de defensa hacia agentes externos que puedan maltratar el material. Además, como se colocan por láminas, la instalación es mucho menos tardada que la aplicación teja por teja del material convencional.

El mantenimiento y cambio de las cubiertas

El deterioro total de un material u otro dependerá en gran medida de sus posibilidades de resistencia, y la exigencia a la que pueden ser sometidas: Las que más fácil pueden requerir de un cambio drástico son las tejas de barro o cerámica.

Para evitar daños acelerados, la correcta construcción e instalación optimizará los recursos, repotenciando la vida útil de cada uno de estos. Por otro lado, colocar paños de PVC en la superficie antes de la cubierta, puede forjar gran ayuda frente a la concentración de humedad que tiende a generarse en los techos.

En cuanto a las cubiertas de tejas, cada pieza puede romperse o despegarse, creando posibilidad de filtración de agua o goteras. A modo de mantener la uniformidad de la cubierta, se deben cambiar aquellas que se encuentren cumpliendo un rol menos eficiente.

¿Cómo se logra? Las goteras pueden identificarse a través de puntos de luz en los techos, e incluso manchas de humedad. Deberán reconocer el lugar donde están y de tal manera dirigirse hacia el tejado para reemplazar la teja problemática y las colindantes por unas nuevas. Algo similares puede ocurrir en caso de los techos de pizarra, aunque con menor frecuencia considerando el sistema con el que se construyen los techos inclinados.

Para las cubiertas metálicas solo bastará un cuidado periódico frente al recubrimiento anti óxido, evitando malgastos en la pintura del material, manchas por el sol y deterioro del mismo.

¿Alguna duda? ¡No duden de contactarnos que en SH Serveis estamos para ayudarles!

Leave a Reply

Cerrar
Solicitar información

VISITA Y PRESUPUESTO GRATUITO

Rellena los siguientes datos y nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas.

X